jueves, 7 de marzo de 2013

Trabajando para clientes en cualquier parte del mundo


Hoy en día tener presencia en las redes sociales y conseguir que nuestro trabajo pueda ser visto y compartido a través de internet, es de una importancia capital para cualquier autónomo.
Escribí en el blog una entrada que titulé El trabajador autónomo y la internacionalización hace un par de meses y me gustaría volver hoy sobre el mismo tema.

A través de Twitter cada vez encuentro que comparto información y soy seguido por autónomos y empresas de fuera de nuestras fronteras, de perfiles muy distintos. Voy tomando conciencia de que las fronteras físicas que hemos establecido como convenciones para dividir países, en la red no existen, de ninguna manera. Las fronteras aquí las marca el idioma, y los límites o barreras que cada uno, consciente o inconscientemente, se pone.

He recibido últimamente algunos encargos de ilustración de empresas situadas en los Estados Unidos. La experiencia ha sido realmente enriquecedora. Me ha obligado a dejar a un lado mis miedos y a comenzar a relacionarme en inglés de manera profesional.Encabezando esta entrada puedes ver una de las ilustraciones realizadas para este cliente.

Esto es muy estimulante profesionalmente para mí. Es todo un reto y abre un campo de posibilidades de trabajo.

Es cierto que la ilustración y el diseño son campos donde lo visual está por encima de las palabras. Unas pocas palabras y una referencia gráfica nos ayudan a ponernos en sintonía. Un trabajo de maquetación o de redacción va a exigirnos un mayor dominio de idiomas.

Dificultades que habremos de enfrentar al trabajar con clientes internacionales

Hay muchos aspectos nuevos que hay que valorar y estar dispuesto a superar para llevar a cabo con éxito un trabajo internacional.

— La más descatacada desde luego puede ser el idioma. Mi ingles no es bueno, siempre que me ha sido posible he preferido la comunicación a través del correo para evitar malos entendidos causados por el idioma. Con el correo tienes la distancia suficiente para revisar lo que has escrito y, si hay tiempo, pedir a alguien que supervise esta información. Metido en el proceso de trabajo con este cliente, teniendo que leer y responder varios correos al día en inglés, me he dado cuenta de que he estado utlizando más en inglés que el castellano, en mi trabajo diario y la comunicación iba dándose de manera clara. Mi ingles sigue sin ser bueno, pero va mejorando. No siempre trabajar con el extranjero implica hablar inglés, el catellano es uno de los idiomas más hablados y puede surgirnos un cliente que hable castellano, incluso en el mismo EEUU.

—Hay también un componente cultural que puede dificultar la comunicación. No solo equívocos respecto al trabajo. Hay culturas en las que la relación en más directa y se espera la entrega en plazos muy breves y en otras se trabaja más reposadamente. Mucha atención a esto, hay que encontrar el justo punto. Ningún cliente se va a molestar si terminamos un trabajo en menos tiempo de lo que espera, pero podemos llegar a resultar empalagoso si somos excesivamente educados o formales.

La diferencia horaria puede ser un problema, pero también, en ocasiones, puede significar una ventaja.

Los asuntos económicos. Hoy en día existe formas de pagar de manera segura y rápida. Sin embargo es necesario informarse de estos temas antes de finalizar el trabajo, y si es posible concretarlos con el cliente antes de empezar, mejor. Forma de preparar la factura internacional, moneda en que van a pagarnos, método de pagos son temas importantes y tenemos que hacer que el cliente no vea ahí un problema. También tenemos que informarnos y tener en consideración los temas legales relacionados con los impuestos en nuestro país.

Ventajas y estímulos 

Encontrar clientes en el extranjero es una cierta garantía de que vamos a poder seguir adelante, aunque la crisis se prolongue, o incluso se agudice. Un trabajo para el extranjero o un cliente esporádico, seguramente no va a representar un gran ingreso económico, pero es un estupendo estímulo y un indicativo de que lo que estamos haciendo tiene valor en un mundo globalizado.
También, si en un momento dado valoramos que realmente es conveniente emigrar, ya tendremos una experiencia valiosa y algunos contactos en los que quizá podamos apoyarnos.

Me encuentro estos días noticias sobre jóvenes que están teniendo que abandonar España, para buscar un trabajo que aquí no encuentran. No lo encuentran porque esta sociedad no es capaz de ofrecérselo, y se permite despreciar ese talento y energía. Tengo amigos cuyos hijos han salido a trabajar a otros países recientemente, y ellos no lo han hecho por gusto, sino ante la evidencia de que era esta la mejor opción de futuro. Realmente esto me indigna. Si eres tu bastante más joven que yo, seguramente serán amigos, compañeros o hermanos tuyos los que hayan tenido que salir fuera, o incluso tú mismo. Mis mejores deseos para todos y, ya que las cosas son así, por favor, por encima de las dificultades saca lo mejor de ti y de esta experiencia.

Pero en algunas profesiones y situaciones personales quizá podemos hacer el esfuerzo activo y obtener éxito, de buscar clientes internacionales, sin vernos obligados a emigar.

La importancia de nuestras redes sociales

Leía recientemente un post muy interesante de un ilustrador Alex Martens en su fantástico blog Red Lemon Club relatando su experiencia de haberse trasladado a Japón y haber establecido allí su residencia durante un año. Alex no iba a buscar trabajo. El dispone de una red de clientes y una amplia red de contactos y potenciales clientes en las redes sociales y quería experimentar vivir en Japón y a la vez demostrarse que podía seguir con su manera de trabajar desde cualquier parte del mundo. Su experiencia como tantas otras en que se sale de la zona de confort, resultó para el una experiencia muy enriquecedora, Alex contagia entusiasmo.

En estos tiempos tan complicados en España somos más conscientes que nunca de la importancia de la familia y de nuestros buenos amigos para afrontar las dificultades. Necesitamos apoyarnos y poder ser apoyo para otros. Hoy en día las personas y empresas que integran nuestras redes sociales, aunque aquí el compromiso y el interés es mucho menor, hacen un papel  complementario a la familia y amigos. Pueden ayudarnos y estimularnos estemos donde estemos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

I blog frequently and I gеnuіnely thank уou
foг your information. Thiѕ great аrtiсle has truly peaked my intereѕt.
I will tаke a nοte of your blog and keеp сhеcking for nеw details about once pеr ωeеk.
Ι ορtеԁ in fοr youг
RSS feed аѕ wеll.

mу site :: Chemietoilette

Cayetano Gea Martín dijo...

Buena presentación, y gran trabajo. Un abrazo.

Jesús Sanz dijo...

Thanks anónimo, Welcome to arctica. I'm happy to contribute something through my blog.
If I'll write a post each week would be great for me, but usually I'm not so regular.

Jesús Sanz dijo...

Hola Cayetano,
me alegra mucho tu visita a mi blog. Creo que podrás aportar puntos de vista muy interesantes sobre este tema, a partir sobre todo de los cambios inminentes que vas a vivir proximamente. Se siempre bienvenido.

Añado en mi blog un enlace a "El jardín de senderos que se bifurcan", tu blog de reciente apertura.

A echarle ganas a todo.